1. Metodología Didáctica Abierta y Flexible

  • La educación humanística que  nos proponemos ofrecer a nuestros alumnos implica una metodología didáctica consecuente con los objetivos que perseguimos en la formación del hombre.
  • Adaptación a las exigencias propias de nuestro colegio.
  • Enseñanza individualizada
  • Fomento de la actividad de los alumnos, individualmente y como grupo
  • Evaluación constante de las innovaciones pedagógicas y organizativas

2.  Dimensiones Individuales y Sociales de la Educación

  • La educación personalizada responde a la necesidad de orientar al alumno para que llegue a ser capaz de dirigir su propia vida, hacer efectiva su libertad y realizarse a través de su esfuerzo personal y la colaboración con los compañeros.
  • La personalización comporta igualmente la humanización de la vida de la relación, ya que el alumno no es un ser aislado, sino un ser abierto a los otros y llamado a participar de la vida comunitaria.

3. Cultivamos el Ámbito Cognoscitivo y Fomentamos el Desarrollo Intelectual

  • Buena parte del trabajo que realizamos en el colegio se dirige al enriquecimiento del ámbito cognoscitivo del alumno, como una forma más de perfeccionamiento de su personalidad total.
  • Fomentamos el desarrollo de aptitudes intelectuales, el aprendizaje de técnicas de estudio y el crecimiento de aquellas capacidades que preparan a los alumnos para el acceso al saber a lo largo de toda su vida.                                                                                    

4. Promovemos el Descubrimiento de Valores y la Formación de Actitudes

  • Pretendemos, pues, que los alumnos no sólo aprendan a pensar y a hacer, sino que también aprendan a ser. Y como los comportamientos, los valores y las actitudes nunca pueden ser impuestos, sino que cada persona, grupo, comunidad y pueblo debe irlos descubriendo y asumiendo.

5. Estimulamos la Actividad de los Alumnos y Promovemos la Práctica de sus Destrezas y Habilidades

  • Toda la pedagogía de nuestro colegio se fundamenta en un principio básico: el alumno es un sujeto activo y el principal protagonista de su proceso de aprendizaje y maduración, y desde las primeras edades tiene capacidades propias que él mismo debe ejercitar y que nadie puede subsistir.
  • Los criterios tienen aplicaciones diversas según la edad y la preparación de los alumnos: en los primeros niveles, la observación, la exploración y la manipulación de objetos concretos; más adelante, la investigación, la experimentación y las relaciones interdisciplinarias; y siempre, el trabajo individual y en grupo y la auto evaluación de todo proceso y de la tarea realizada con la orientación de los docentes. Es decir los docentes programan y realizan el propio trabajo como educadores en vistas a la motivación y la orientación constante de las actividades educativas de los alumnos.

6. Ponemos los Avances Tecnológicos al Servicio de la Educación

  • Preparamos a los alumnos para la vida enseñándoles a leer y a comprender las nuevas formas de expresión que van siendo habituales en nuestra sociedad y a hacer uso de la tecnología que caracteriza a los nuevos medios de la comunicación, como un recurso más al servicio de la formación personal y de la construcción de la sociedad.